miércoles, 1 de septiembre de 2010

Ensalada de Lentejas

Receta extraída del libro "The Complete Book of Raw Food", creada por Rita Romano.


1 persona
20 minutos

Ingredientes

  • 1 taza de lentejas germinadas
  • 1/4 de cebolla roja pequeña picada
  • 1/4 de nabo en juliana fina
  • 1/4 de pimiento rojo (amarillo en la receta original
  • 1/3 de cucharada de ralladura de piel de naranja
  • 1 cucharada de tahini
  • 1/2 limón (el zumo)
  • 1 pizca de cayena
  • 1 cucharada de tamari más o menos, según el gusto
  • 1 buen puñado de perejil fresco picado
  • 1/4 de cucharadita de tomillo seco

Pongo en un bol las lentejas germinadas, el nabo en juliana, la ralladura de piel de naranja y el pimiento y cebolla rojos picados en trozos pequeños y lo mezclo todo bien.

En la batidora pongo el tahini, el zumo de limón, el tamari y la cayena y lo bato hasta que quede una salsa homogénea, tirando a cremosa.

Mezclo la salsa con los ingredientes del blog y espolvoreo con bastante perejil y un poquito de tomillo seco. Vuelvo a mezclar y sirvo.

lunes, 30 de agosto de 2010

Yogurt Cremoso (Fermentado)

Nunca pensé que fuese posible conseguir la cremosidad, sabor y textura de este tipo de alimento en el crudiveganismo. Pero aquí está la prueba, extraída del libro "The Complete Book of Raw Food", y creada por Cherie Soria. Sólo diré una cosa, me he quedado con ganas de chupar las cuchillas de la batidora ;o).

1 persona
4 días desde el inicio de la realización del rejuvelac hasta la fermentación del yogurt

Ingredientes
  • 1 taza de anacardos remojados en agua filtrada de seis a doce horas
  • 1 taza (más o menos) de rejuvelac
  • 1 1/2 cucharada de sirope de arce
  • 1 cucharadita de vainilla en polvo
Pongo los anacardos remojados (imagino que también se pueden usar nueces de macadamia, pero no lo he probao de esa manera) en la batidora junto con 2/3 de taza de rejuvelac, dependiendo de la potencia de tu batidora puedes añadir más o menos rejuvelac, el objetivo es que quede muy cremoso, y los anacardos bien triturados, no importa que quede algo líquido.

Poner la mezcla resultante de la batidora en una bolsa de hacer leche o de germinar, colgarla y dejar que "escurra" durante dos horas o más. Una vez que lo único que ha quedado en la bolsa es crema y no hay ninguna parte encharcada (de rejuvelac), ponerla en un frasco de vídrio tapado con una gasa y dejar fermentar de ocho a doce horas.

Llegado este punto puedes quedarte ahí y usarlo como crema agria en burritos u otros platos que lo necesiten, como base de aliño para mezclar con hierbas en ensaladas o para añadir a cremas o salsas.

Continuando con el yogurt, una vez fermentado añado el sirope de arce y la vainilla y bato de nuevo hasta que la consistencia sea (muy) cremosa. Ahí ya está hecho el yogurt y es totalmente delicioso. En la fotografía tiene una base de arándanos batidos con sirope de ágave... Ni que decir tiene que puedes mezclarlo con cualquier fruta que te guste o, incluso, con cereales. 

Sólo me queda añadir dos palabras: sorprendente y delicioso.

A disfrutarlo!

Curry de Coco con Verduras

Qué puedo decir? Lo primero que es muy picante, lo segundo es que es delicioso. Es la adaptación de una receta extraída del libro "Eat Smart Eat Raw" de Kate Woood. En esta ocasión no voy a respetar los ingredientes originales porque los cambié sustancialmente, manteniedo la esencia del plato, eso sí. Espero que lo disfrutéis tanto como yo, tanto con el calor para sentirte más fresquito (por contradictorio que parezca) como para entrar en calor en un día frío.

2 personas
30 minutos

Ingredientes


Salsa
  • 1 coco verde
  • 2 dátiles
  • 9 tomates cherry
  • 1 zanahoria picada pequeña
  • 1/2 cebolla
  • 2 cucharadas de tamari
  • 1 cucharada de garam masala
  • 3 cm de chile rojo fresco sin semillas
  • 125ml de agua del coco fresco
 Base
  • 1 puñado de brotes de girasol
  • 1 puñado de brotes de broccoli
  • 2 cucharadas de pasas remojadas 15 minutos o más
  • 1 zanahoria cortada en juliana fina y después en taquitos
  • 1/4 de pepino grqande cortado en juliana pequeña
  • 1/2 coliflor bien picadita
Para hacer la salsa saco la pulpa del coco con una cuchara, la pongo en la batidora y añado el resto de los ingredientes hasta conseguir una crema homogénea.

Pongo en un bol la coliflor picadita a mano, la zanahoria cortada fina con una manolina y después en taquitos pequeños, las pasas escurridas, el pepino en juliana pequeña y los brotes de girasol y broccoli. Mezclo todo y añado por encima la salsa. Picante pero riquísimo!

    sábado, 28 de agosto de 2010

    Verduras Cremosas Ricas en Calcio

    Deliciosa receta extraída del libro "Eat Smart Eat Raw", de Kate Wood.

    1 persona
    25 minutos

    Ingredientes
    • 60g de almendras molidas
    • 1/2 aguacate
    • 1 cucharada de nutritional yeast (o levadura de cerveza)
    • 1 cucharada de tamari
    • 1 cucharada de nori picada
    • 1 manzana (el zumo)
    • 1 tallo de apio (el zumo)
    • 60g de hojas verdes (usé col, hojas de nabo, las hojas exteriores de la coliflor y el broccoli y las hojas exteriores de la lechuga)
    • 90g de broccoli
    • 90g de coliflor
    • 60g de lechuga
    • Brotes de alfalfa
    Pongo todos los ingredientes en la batidora exceptuando el broccoli, la coliflor, la lechuga y los brotes de alfalfa y mezclo bien hasta obtener una crema homogénea (tuve que añadir media taza de agua porque mi batidora no es lo suficientemente potente).

     Pico la coliflor y el broccoli muy finos a mano, en un procesador quedan demasiado pequeños y sueltan mucha agua. Corto la lechuga en juliana fina y lo mezclo todo en un bol.
    Mezclo todo y añado la crema hecha anteriormente, mezclo bien y pongo por encima los brotes de alfalfa. A la hora de servir rocío con pimienta negra recién molida.

    miércoles, 25 de agosto de 2010

    Ensalada de Quinoa y Uvas

    Deliciosa receta extraída, y ligeramente adapatada, del libro "Raw Food Real World", de Matthew Kenney y Sarma Melngailis.

    2 personas
    1 hora

    Ingredientes
    • 2 tazas de quinoa germinada (1 antes de germinar) *
    • 1/4 de taza de zumo de lima
    • 1/4 de taza de mirin
    • 3 cucharadas de aceite de avellana (o cualquier otro fruto seco, la receta original llevaba de nueces de macacamia)
    • 1 1/2 cucharadita de sal
    • 1 1/2 tazas de uvas cortadas a la mitad
    • 3 ramas de apio picadas finas
    • 1 buen puñado de cilantro fresco
    • 1 buen puñado de menta fresca
    • 1 puñadito de hojas de albahaca
    • 1/4 de puerro picado finito (en la receta original era una cebolleta pero no tengo)
    • 1 puñado de anacardos picados
    • Pimienta nergra recién molida
    Mezclo la quinoa germinada con el zumo de lima, el mirin y el aceite y lo dejo reposar una hora para que absorba los aromas. Mientras tanto pico las hierbas frescas en juliana grande, el apio en trocitos pequeños, el puerro transversalmente y después en medias lunas muy finas, las uvas en mitades y aplasto los anacardos  con la hoja de un cuchillo grande.

    Cuando la quinoa acabe de macerar, mezclo todos los ingredientes en un bol y espolvoreo con pimienta negra recién molida. Esta ensalada aguanta bien dos días en la nevera.

    (*) Para germinar la quinoa la dejo de veinte a treinta minutos en remojo (mejor en agua filtrada, como cualquier germinado) junto con una cucharadita de vinagre. Después la aclaro y la escurro bien varias veces hasta que salga el agua limpia, la escurro perfectamente una última vez y la dejo reposar en un simple bote tapado con una gasa (también puedes usar un germinador, o una bolsa para germinados). Aclaro y escurro bien cada ocho o doce horas (más si hace mucho calor) y repito el proceso hasta ver los pequeños brotes, ahí paro porque me gusta un pelín crujiente, si los brotes crecen más queda demasiado blanda para mi gusto. Suele tardar en germinar un par de días, pero esta última vez ha sido sorprendente porque, después del remojo, la dejé reposar sólo una noche y por la mañana ya estaba germinada.

    domingo, 22 de agosto de 2010

    Barquitas de Pepino Rellenas

    Lo más importante es hacer todo fácil, lo que incluye inventar platos con lo que tienes en la nevera. Esto es lo que he comido hoy porque era lo que había. Riquísimo, por cierto, mañana me llevo una barquita que sobró al curro para comer.

    2 barquitas
    30 minutos

    Ingredientes
    • 1 pepino mediano
    • 1/2 taza de guisantes (pueden ser congelados)
    • 1 mazorca de maíz fresco (o congelado)
    • 2 mitades de tomates secos
    • 1/2 zanahoria 
    • 2 hojas de lechuga
    • Veganesa de anacardos
    Pelo el pepino y le quito las semillas.Continúo vaciándolo con una cuchara de vaciar hasta que queda sólamente medio centímetro de pulpa o menos. En un bol mezclo el pepino que ha sobrado  muy picado (no las semillas), la zanahoria cortada primero fina  longitudinalmente con una mandolina y luego en cuadraditos pequeños, los guisantes, los tomates secos picados en trocitos pequeños, el maíz sacado de la mazorca (o previamente descongelado), la lechuga picada en juliana muy fina y veganesa de anacardos al gusto. Seguramente que le queda también muy bien el pimiento rojo picado fino, pero no tenía. Lo dejo reposar en el frigorífico y lo sirvo frío junto con un poco de veganesa al lado por si alguien quiere añadir algo más (se agradece). A disfrutar!

    Veganesa de Anacardos

    No tomo leche de soja y no sé por qué soy incapaz de hacer veganesa con leche de almendras, así que después del enésimo intento, y porque me gusta muchísimo la veganesa, he decidido que esta es la más cremosa y mi preferida.
    200 ml (aprox.)

    Ingredientes
    • 1/2 taza de anacardos
    • 1 ajo machacado
    • 1/8 de taza de agua filtrada
    • 1/8 de taza de aceite de oliva virgen
    • 1/2 limón (el zumo)
    • Sal al gusto
    Pico muy finos los anacardos en un molinillo de cafe, los pongo e un miniprocesador y añado el resto de los ingredientes hasta que queda una crema fina y muy cremosa. Si la quieres más líquida y con más sabor a mayonesa puedes añadir más aceite, si la quieres símplemente mas líquida puedes añadir agua. Aparte puedes perfumarla con cualquier especia que te apetezca dependiendo del plato al que va a acompañar (curry, pimienta, estragón, romero...). Una cosa es segura, es veganesa y nunca se te va a cortar (como siempre me pasa con la leche de almendras). Dura tres días o algo más en la nevera en un bote de cristal bien cerrado.